EL SANTUARIO DEL HIGHLANDER

EL SANTUARIO DEL HIGHLANDER

miércoles, 10 de marzo de 2010

ARGUMENTO H1

Es 1985 y quedan pocos inmortales, los cuales comienzan a reunirse en la ciudad de New York. Connor Macleod vive bajo la identidad de Russel Nash, propietario de Nash Antiques. Una noche está viendo un combate de lucha libre en el Madison Square Garden y cuando marcha al aparcamiento se encuentra con Iman Fasil. Los dos se enfrentan en combate y Macleod resulta vencedor pero al escapar se ve obligado a esconder la katana y acaba siendo arrestado y llevado a comisaria. Los agentes le interrogan pero no consiguen que suelte nada y sin pruebas lo dejan libre pero queda como sospechoso.
Brenda Wyatt, una forense y experta en armas antiguas, investiga los restos de la espada que usaron para matar a Fasil que según los datos es muy antigua (hablamos de la katana de Ramirez que Connor usa). Brenda comienza a investigar y a seguir a Connor a todos lados.
Mientras Kurgan, el mayor rival de Connor y que le mató a él y a su amigo Ramirez hace siglos, llega a New York en busca de las cabezas de los últimos inmortales. También se encuentra en la ciudad Kastagir, uno de los pocos amigos de Connor entre los suyos y que acaba muriendo a manos del Kurgan. La policía cada vez lo tiene más dificil pues piensan que hay un asesino en serie cortacabezas y el testigo que sobrevivió no identifica la imagen de Connor pero si que da un retrato de Kurgan, lo cual le obliga a cambiar su look y a raparse la cabeza.
Brenda es testigo de un combate entre Connor y Kurgan y finalmente Macleod le confiesa su secreto. Kurgan descubre que Brenda es el nuevo amor y la secuestra y la usa como señuelo. Connor se despide de Rachel, su hija adoptiva y secretaria, y le dice que independientemente de quien sobreviva Russel Nash morirá esa noche y no volverá.

Connor y Kurgan combaten en el duelo final y después de una larga lucha acaba resultando vencedor Macleod.

Del cuerpo decapitado del Kurgan emerge un poderoso Quickening con los espíritus presumiblemente de los antiguos inmortales muertos. Toda esa energía hacen elevar a Connor que grita que solo quiere volver a ser mortal. Finalmente el Highlander ha recibido su premio: es mortal, puede tener hijos y posee el poder de leer el corazón y las mentes de las personas lo cual podría ayudarle a solucionar muchos problemas. Los dos abandonan los USA y marchan a Escocia para ser felices y olvidar el pasado.


BIBLIOGRAFÍA: