EL SANTUARIO DEL HIGHLANDER

EL SANTUARIO DEL HIGHLANDER

miércoles, 22 de septiembre de 2010

SAIF AL-RASHID

Saif Al-Rashid, el árabe o beduino, fue un inmortal conocido por haber sido el primer maestro de Kurgan, enseñándole todo lo que tenía que saber sobre el mundo de los inmortales y entrenándolo para el combate final. También fue quien prevenió a Kurgan de la aparición de un futuro inmortal al que vio en un sueño, el Highlander, que sería su mayor rival a lo largo de los siglos.

LA NOVELIZACIÓN: UN "RAMIREZ" PARA KURGAN

Los origenes del personaje provienen de la novelización de la película de Highlander, a manos del escritor Garry Kilworth. La novela se desviaba en varios aspectos de la película original y aportaba escenas que no aparecían en ninguna de las novelas anteriores. Saif era conocido como el Beduino y su papel era el del maestro de Kurgan de la misma forma que Ramirez lo fue para Connor. Al igual que Ramirez con Connor, Said pensaba que Kurgan podía ser un gran inmortal y compartió sus conocimientos y le entrenó para el duelo final, sin embargo a diferencia de Connor Kurgan era muy ambicioso y no dudo en cortarle la cabeza a Saif cuando éste dormía.

KURGAN Y SAIF: HIGHLANDER ORIGINS KURGAN

Kurgan y Saif se conocieron en algun momento en el 880 A.C. cuando Kurgan era miembro de una banda de forajidos que asaltaban a los viajeros por los caminos. Kurgan aspiraba a conseguir más botín y asesinó a uno de los suyos. Sus compañeros se vengaron matando al Kurgan y Saif le recogió y llevó a su hogar.


Saif vivía en una fortaleza situada en algún lugar de Negev, en Israel, rodeado de sirvientas y de guardias que protegían los tesoros que había acumulado con los años. Saif le explicó a Kurgan su verdadero origen, sobre el código de los inmortales y le entrenó con la espada. Un día otro inmortal apareció buscando la cabeza de Saif y tras el combate el Beduino recibió el Quickening ante el asombro del Kurgan que nunca antes había visto uno.

Una noche Saif tuvo una premonición, vio a un inmortal enfrentándose a Kurgan a lo largo de los siglos y alertó a Kurgan de que se fuera preparando para su marcha para enfrentarse a él algún dia. Sin embargo Kurgan le traicionó y le cortó la cabeza cuando Saif dormía en su habitación. Después se enfrentó a sus guardias y quemó la casa.