EL SANTUARIO DEL HIGHLANDER

EL SANTUARIO DEL HIGHLANDER

miércoles, 3 de marzo de 2010

CONNOR MACLEOD H3

LA INMORTALIDAD Y EL EXILIO
Connor Macleod, del clan Macleod, nació en Glenfinnan en 1518. Vivió como un mortal hasta que, en una batalla contra el clan de los Fraser, murió a manos del misterioso caballero negro que resultó ser el Kurgan, uno de los inmortales más fuertes que existían. Kurgan intentó rematarlo pero los compañeros de Connor acudieron a su rescate aunque para entonces él ya había muerto. El caballero negro juró que otro dia volvería a por él.

Sus familiares y amigos, viendo como resucitaba después de recibir una herida mortal, lo acusaron de haber hecho un pacto con Lucifer e intentaron matarlo, pero gracias a su primo Angus consiguió librarse y fue expulsado para siempre de su hogar.

HEATHER Y EL ESPAÑOL
Sin saber nada sobre su condición, Connor se casó con una joven llamada Heather y vivieron sin contratiempos hasta la llegada de Ramirez, otro inmortal. A diferencia de Kurgan, Ramirez no buscaba su cabeza y en cambio se convirtió en su maestro y amigo, contandole todo sobre el mundo de los inmortales y entrenandolo para el dia de la Reunion, cuando los inmortales que queden luchen entre ellos por el Premio.

LA MUERTE DE RAMIREZ
En 1542, Kurgan localizó a los inmortales y atacó el hogar de Connor, donde se encontraban en esos instantes Ramirez y Heather. Ambos inmortales se enfrentaron en duelo hasta que Kurgan mató a Ramirez, aunque no consiguió evitar que éste le diera un buen corte en el cuello quedando como recuerdo una cicatriz que le duró de por vida. Después Kurgan violó a Heather pensando que se trataba de la mujer de Ramirez. Sin embargo, ella no llegó a contarselo a Connor, el cual se enteró por el propio Kurgan en 1984.

UNA LARGA VIDA CON HEATHER
Después de tantas desgracias seguidas Connor y Heather prosiguen con sus vidas durante años hasta que ella, convertida en una anciana, muere en sus brazos, no sin antes hacerle prometer que en el dia de su cumpleaños encendería una vela en su honor. Connor la entirra junto con su espada, quema su hogar y decide viajar por el mundo y enfrentarse a ese destino del que le habló Ramirez.

EL MAGO NAKANO Y KANE (H3)
Después de varios años llega a Japón en busca de Nakano, un inmortal del que le había hablado Ramirez y que había sido maestro suyo hace muchos años. Nakano vivía en una cueva en el monte Niri y allí restauró la espada de Ramirez y completó el entrenamiento de Connor hasta la llegada de Kane.
Kane era un inmortal mongol que había sido alumno de Nakano al igual que Ramirez. Su objetivo era matar a Nakano y absorber sus poderes pues él era un maestro de la ilusión. Kane y sus dos esbirros (también inmortales) arrasaron por donde pasaron hasta llegar al monte Niri. El japonés le hizo frente pero fue derrotado, sin embargo consiguió derrumbar la cueva gracias al quickening que produjo y encerró a Kane y sus esbirros dentro. Connor se despidió de él y prosiguió su marcha con todo lo aprendido

VIAJANDO POR EL MUNDO
Connor viajó por el mundo asumiendo diferentes identidades robadas a niños recién nacidos que habían fallecido y conociendo a otros inmortales, unos buenos y otros malos, y participó en la revolución americana. Entre sus amigos inmortales estaban Sunda Kastahir y Pierre Bouchet.
Connor adoptó varias identidades que robaba a niños que habían muerto durante el parto (ver identidades de Connor)
Durante la revolución Francesa Connor se enamoró de una joven inglesa llamada Sarah Barrington, pero debido a la guerra tuvo que abandonarla. Connor y los suyos fueron apresados y él fue condenado a la guillotina.

Pierre Bouchet, que ya estaba cansado de la inmortalidad, se hizo pasar por él para que al menos hubiese más posibilidades de que un hombre bueno ganase el Premio. Connor fue oficialmente "ejecutado" y entre el público estuvo Sarah. Años después descubrió que ella había rehecho su vida, estaba casada y tenía hijos, algo que con él jamás hubiese tenido.


UNA HIJA: RACHEL
Durante la 2ª GUERRA MUNDIAL Connor tomó bando de los aliados al igual que muchos amigos suyos como Duncan y rescató a una niña llamada Rachel cuyos padres habían sido asesinados por los Nazis. Connor la adoptó y la crió como si fuera suya propia.
Con los años Rachel no fue solo su hija sino que también se convirtió en su secretaria


EL MOMENTO DE LA REUNIÓN
En 1985 se reunen en Nueva York los últmos 5 inmortales que quedan. Ellos son Russel Nash (Connor Macleod), Victor Krueger (Kurgan), Iman Fasil, Yung Dol Kim y Sunda Kastahir.

Connor se enfrenta primero a Iman Fasil pero después de matarlo es arrestado por la policia pero al no haber pruebas queda en libertad. Kurgan mata a Yung Dol Kim, que trabajaba como vigilante en un rascacielos y Sunda Kastahir, un viejo amigo de Connor.

En la investigación participa Brenda Wyatt, una forense experta en armas que quiere obtener respuestas sobre el arma con el que habían decapitado a Fasil. Finalmente Connor revela su secreto a Brenda y se enamoran. Kurgan descubre su relación y la secuestra. Sabiendo que esta va a ser la última noche de Russel Nash, viva o muera, Connor se despide de Rachel y se dirige a rescatar a Brenda y cumplir con su destino.

Ambos inmortales se enfrentan en duelo y después de una dura batalla, Connor mata a Kurgan y recibe su Quickening. Connor es el último de los inmortales y por tanto, ha ganado el premio: ahora es mortal, puede tener hijos con Brenda y puede leer los corazones de todos los hombres de la Tierra.

LA MUERTE DE BRENDA
La pareja sufre un accidente de coche en el cual Brenda muere y Connor sale milagrosamente sin ningún rasguño. Connor y John, su hijo adoptivo, se mudan a Marruecos y viven con su amigo Jack Donovan.
LA REUNIÓN COMIENZA DE NUEVO
Kane y sus dos compañeros siguen encerrados en la cueva de Nakano, atraidos por el momento de la reunión hasta que, gracias a unas excavaciones arqueológicas donde participa Alex Johnson, consiguen escapar. Kane mata a su compañero y absorbe su Quickening, haciendo que de comienzo de nuevo el momento de la reunión.



EL REGRESO A NEW YORK
Connor siente de nuevo el momento de la Reunión y vuelve a New York donde todavía sigue considerado sospechoso de los asesinatos de 1985. Unos atracadores matan a Connor de nuevo y cuando está en el hospital resucita de nuevo, recuperando así su inmortalidad. Sin embargo los doctores piensan que está loco y lo envían a un manicomio, al que acude en su busqueda uno de los hombres de Kane. Cuando este fracasa acude en su busqueda el propio Kane, el cual posee los poderes del mago Nakano.


Durante un combate en terreno sagrado la katana de Ramirez se rompe en pedazos y Connor regresa a su hogar en las Highlands para reconstruirla. Alex Johnson, que estaba siguiendo los pasos de Connor desde que descubrió restos suyos en la cueva de Nakano, le encuentra y le ayuda dándole uno de los instrumentos del inmortal japonés. Connor le cuenta su historia y acaban enamorándose.

Mientras Kane usa sus poderes para hacerse pasar por Connor y engaña a su hijo adoptivo John para que vaya a buscarlo a New York. Connor regresa rapidamente pero en el aeropuerto es arrestado por la policía y John es secuestrado por Kane.

Finalmente Kane y Connor se enfrentan en el duelo final de una vez por todas, el Highlander recupera la mortalidad de nuevo y vive feliz junto con su nueva familia.